¿Cómo hacer más inteligente a los robots?

¿Cómo hacer más inteligente a los robots?

Como algunos de vosotros sabréis, la Automatización Robótica de Procesos (ARP) es una herramienta para automatizar procesos basados en reglas. Aunque, por mucha automatización y software inteligente que automaticemos, los robots no dejarán de ser tontos. Con esto queremos decir que harán exactamente lo que les digamos que hagan, una y otra vez hasta el fin de los tiempos. ¿Es esto lo que queremos? El objetivo es que el robot cumpla al 100% con los procesos que están basados en reglas repetitivas, pero no siempre es así. A veces los procesos que intentamos automatizar requieren decisiones complejas o se procuden excepciones introduciendo datos no estructurados o variables que no se han tenido en cuenta. Ante estas circunstancias el robot tiene que acudir a otro tipo de tecnologías en busca de ayuda. Es hora de los robots inteligentes.

La tecnología actual está enfocada a seguir evolucionando ARP con el fin de incluir la «inteligencia», y la tendencia actual de la «Automatización Inteligente» impulsada por la necesidad de ampliar las capacidades de los robots para hacer frente a procesos complejos y ambiguos. Difícilmente se podrá llegar a equiparar este tipo de inteligencia con la de los humanos, pero la adición de ciertos tipos de Inteligencia Artificial (IA) y la mezcla de herramientas de automatización es una gran ayuda para que los robots puedan hacer frente a muchos de estos retos.

¿Dónde se utilizan los robots inteligentes?

Uno de los usos más comunes de la IA para apoyar la Automatización de Procesos Robóticos es la gestión de datos y la gestión documental que se constituyen las entradas a muchos procesos. Los robots necesitan datos estructurados y coherentes para funcionar, de modo que cuando los datos de entrada son ligeramente diferentes los unos de los otros o incluyen otro tipo de lenguaje, los robots se adaptan y pueden llevar a cabo la automatización.

Por ejemplo, si esperas que un robot gestione facturas, seguramente habrá muchas variables diferentes:  La dirección puede estar en la esquina superior derecha o en la superior izquierda, la fecha puede estar en formato británico o estadounidense,  puede haber o no una línea de IVA; etc. Anteriormente para hacer frente a estos cambios era crear una plantilla diferente para cada posibilidad, algo realmente laborioso. Lo mismo se aplicaría a los Avisos, Notas Recibidas, Formularios… Básicamente cualquier documento que pueda ser enviado desde diferentes fuentes, controlado por la compañía receptora.

En Roboyo, hemos trabajado con una empresa alemana líder en telecomunicaciones para encontrar una solución que leyera automáticamente la información de los formularios entrantes, en este caso las propuestas, y la introdujera automáticamente en su sistema de registro para que posteriormente pudiera ser procesada por los robots.

Utilizamos el sistema inteligente de reconocimiento de caracteres de ABBYY para la Prueba de Concepto. ABBYY es una solución de software ICR establecida que se integra bien con varios proveedores de ARP, incluyendo a UiPath. Trabajamos con un número de documentos relativamente pequeño, 9 documentos para entrenar el sistema y otros 10 para comprobar lo bien que había aprendido.

Los robots inteligentes aprenden rápidamente

Nos hemos quedado sorprendidos positivamente al ver que  con una muestra tan pequeña, el software ha sido capaz de extraer la información relevante con un grado de precisión muy alto. El software acertó incluso cuando la información entrante provenía de diferentes proveedores, donde el formato de la propuesta era diferente, el software seguía funcionando bien.

Lo inteligente de los sistemas ICR es que pueden aprender en el trabajo. Si un sistema no reconoce un dato por algún motivo, un humano lo introduce en el sistema manualmente, pero a la siguiente excepción que encuentre, el robot añadirá por el mismo esta excepción, encontrando y reconociendo esos datos automáticamente. La interacción humana es altamente asistida y se puede hacer de forma rápida y eficiente, no es necesario tener a un experto en IA ya que basta con que la persona esté familiarizada con el proceso.

Beneficios gracias al uso de robots inteligentes

La empresa de telecomunicaciones podrá beneficiarse significativamente de esta capacidad de IA. En primer lugar, ha abierto nuevos procesos que pueden automatizarse a través de ARP, muchos de ellos siendo automatizables de principio a fin. En segundo lugar, el esfuerzo manual para extraer los datos de los documentos es mínimo. El proceso ahora se ejecuta mucho más rápido que antes durante las 24 horas del día.

En resumen, proporcionar a los robots un cierto grado de inteligencia, aunque sea artificial, es sin duda una forma de maximizar las inversiones en ARP, los beneficios son muy tangibles.  Quieres saber más sobre cómo la IA puede maximizar la robustez de tus robots?

Tags: Abby, Inteligencia Artificial